Our Blog

El derecho a no dar o «alma de cántaro»

Dar o no. Quiero reivindicar como persona y como mujer, el derecho a no dar.

A estas alturas de mi vida o lo que es lo mismo, a estas alturas de mi aprendizaje vital, todavía me encuentro en determinados momentos del día, preguntándome pero ¿porqué he dicho que sí a esto?, a esta u otra persona, que de nuevo me he quedado sin tiempo para mí, para disfrutar de lo que me gusta, para no hacer nada si eso es lo que me apetece.

Y lo quiero reivindicar para poder equilibrar el darme a mí misma.

El tiempo es un bien muy preciado, es un tesoro limitado que quiero poner de mi parte.

Y yo misma soy un bien muy preciado y una aliada imprescindible para mi bienestar.

Y lo digo así y me quedo tan fresca, con un sentimiento de estar haciendo lo correcto, lo que me conviene, con ese regustillo sabroso que da el saberse en posesión de “mi verdad”, que es en definitiva, la única verdad que me puede interesar.

Si alguien  por ahí está pensando que soy egoísta, le voy a dar toda su razón, pues la verdad, que es que yo no la quiero. Y no la quiero porque cuando decides lo que das, te lo pasas muy bien dando y no dando, así que aumento ese regustillo sabroso del que os hablaba antes.

Afrodita 71 Flickr

 Quien me quiera bien, que no repare en pedirme, ya que si así lo decido se lo daré y lo disfrutaré enormemente y si no se lo doy, esa persona entenderá que me estaré dando a mí misma en ese momento y entonces lo celebrará conmigo porque me quiere bien.

Os animo a ir en busca de ese regustillo sabroso. Al principio cuesta, ya que nuestra educación patriarcal ha sido la de hacernos sentir culpable, si no damos hasta la extenuación, pero ocurre que tanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe. Y a mí, se me desbordó el cántaro de la culpabilidad y me encontré con mi alma de cántaro y desde entonces ¡tan contenta!

 

Tags: , , , ,

Mostrar Comentarios (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!